9 tipos de hambre que ya estas tardando en conocer. Para satisfacer tus hambres tienes que conocer tus hambres.

9 tipos de hambre que ya estas tardando en conocer. Para satisfacer tus hambres tienes que conocer tus hambres.

 

 

Cuando te dispongas a comer algo, ¡para! Pregúntate: ¿Quién tiene hambre ahí dentro? De esta manera podrás valorar quién de todas las hambres te está “hablando” o en qué proporción lo hace cada una,  para así poder atenderlas satisfactoriamente.

Estas hambres, están íntimamente relacionadas con los cinco sentidos, las emociones, las sensaciones físicas,  los pensamientos y las relaciones sociales.

Seguro  que te has cruzado con ellas, aunque si no les has prestado atención, o no la suficiente, te habrá pasado como cuando te cruzas con gente por la calle a las que no atiendes. Habrán pasado desapercibidas. ¡Es hora de conocerlas!

 

Vista

  1. HAMBRE VISUAL

Seguro que has escuchado muchas veces el famoso dicho de comer con los ojos. El hambre visual se satisface con el arte, la belleza, los colores, las formas, las texturas… Sólo con un ambiente cálido y cuidado en la mesa ya podrías estar muy satisfecha sin comer ni un solo bocado.

 

Olfato

  1. HAMBRE OLFATIVA

Ese olor a pan recién hecho… Quizás sólo quieras eso. Olerlo… ¡Se satisface oliendo! Se satisface con el aroma de los alimentos. ¿Recuerdas la última vez que te has parado a oler los alimentos antes de comerlos? Mucha gente me cuenta que le encanta el olor a churros recién hechos y que cuando los comen no es para tanto. No es lo que buscaban. Quizás simplemente querían olerlos.

 

Tacto

  1. HAMBRE DE TU SENTIDO DEL TACTO

¿Es igual comerse una manzana con cuchillo y tenedor que con los dedos y mordiéndola? ¿Es lo mismo beber un café caliente y tocando la taza que uno frío? A veces nos gusta tocar el alimento, sentir sus rugosidades y texturas, sentir el frío o el calor. Se satisface poniendo en contacto la piel con la comida.

 

Gusto

4.HAMBRE DE BOCA

¿Te has dado cuenta de que la intensidad de sabor que sientes con el primer bocado va perdiendo fuerza? ¿Te has dado cuenta de que pierde toda la fuerza si tu mente no está en la boca y está en otros asuntos mientras comes? ¿Realmente merece la pena comer sin prestar atención? No existirá para la mente pero sí para el cuerpo almacenando grasa. El hambre de boca se satisface llevando tu atención a la boca, a esos sabores matizados por los diferentes aromas de los alimentos.

 

Oído

  1. HAMBRE AUDITIVA

Se satisface escuchando los alimentos. ¿Te has parado a oír el crujir de la sandía? ¿Y el ruido que hace la zanahoria cruda cuando la masticamos? Para mí fue un gran descubrimiento atender todos estos sonidos y satisfacer mi sentido auditivo. ¡Experiméntalo tú misma!

 

Emocional

  1. HAMBRE EMOCIONAL

Es muy habitual que mis pacientes me comenten: cuando estoy aburrida, triste, tengo ansiedad, o no sé qué me pasa, ¡voy a comer! En estos casos es fundamental saber reconocer nuestras emociones y cómo gestionarlas adecuadamente. La comida de forma consciente debe ser una opción de afrontamiento, sin prohibírtela, aunque es conveniente valorar otras opciones más adaptativas, porqué el hambre emocional se satisface con amor e intimidad y poniendo en práctica una caja de herramientas de gestión de emociones. Y en la despensa hay comida,  pero no abrazos, ni amor, ni psicólogos que te ayuden a conseguir afrontar tus emociones.

 

Corporal

7. HAMBRE FÍSICA

También llamada hambre real. Imagina que Llevas horas sin comer nada y… ¡Te suenan las tripas! Se satisface con cualquier alimento y aparece de forma progresiva. Cuando tienes hambre de un alimento concreto suele ser un antojo y está relacionado con el hambre emocional.

 

Racional

8. HAMBRE MENTAL

Esa voz interna que nos habla diciendo: Debes comer esto. No debes comer esto otro. Esto es bueno. Esto es malo. Se basa en el conocimiento que tenemos en todo lo relacionado con la alimentación. Por eso mismo, es tan importante que el conocimiento acumulado que tengamos sobre los alimentos y sobre la alimentación sea de calidad, libre de mitos, actualizado y que venga de la mano de grandes profesionales del sector como son los dietistas-nutricionistas. El hambre mental se satisface estando nuestros actos alimentarios en concordancia con dicha información.

 

Relacional

9. HAMBRE SOCIAL

¿Te ha pasado que sales con los amigas y de repente te das cuenta de que has comido sin darte ni cuenta? ¿Has comido por empatía o por compromiso? Para evitar estas situaciones lo primero es tomar consciencia de ello y saber que el hambre social se satisface relacionándose. Quizás, en un encuentro social lo más adecuado sea centrarse en disfrutar de las relaciones, y en el caso de que la comida esté presente, cuando decidas comer, comas conscientemente atendiendo a todos estos sentidos. Siguiendo estos pasos la ingesta se reducirá notablemente y tantos las relaciones cómo la comida serán mucho más placenteras.

 

 

CONCLUSIÓN

Se trata de conocer y atender cada una de estas “hambres” encontrando un equilibrio. Se llama alimentación consciente. Lo contrario sería comer en piloto automático, y de esta manera, no podrás satisfacerlas. Es decir seguirás buscando llenar ese vacío.

Cada momento de alimentación consciente será un pequeño viaje para observarte y conocerte.

Experimenta la paz que te dará atender a cada una de tus hambres. Tendrás un poco más de paz en tus comidas. Tendrás un poco más de paz en ti.

¿Cómo empezar? No hace falta empezar comiendo siempre así, los cambios drásticos y rápidos no suelen ser adecuados ni eficaces. Puedes empezar jugando un rato cada día en alguna de tus comidas. Le cogerás el gusto.

Es tu turno. Experimenta. Si te apetece, puedes compartir conmigo cómo te ha ido y si has notado diferencia con respecto a cómo comes normalmente.

Espero atenta los comentarios sobre tu experiencia.

Ingeniera de mi vida.

Eva.

Recurso complementario:

LIBRO: Comer Atentos (de Jan Chozen Bays)

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias con finalidad funcional y de terceros para realizar tareas de análisis. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies