Sé tu propia caja de música, con tu propia música. Cuida tu música y la caja de música florecerá.

Sé tu propia caja de música, con tu propia música. Cuida tu música y la caja de música florecerá.

 

Hoy, hace justo un año y medio, decidí asistir a una obra de teatro.  Encendió mi curiosidad y me enamoró desde el principio simplemente por su nombre: LA PALABRA DANZANTE.

Quiero compartir un pedacito contigo. Sé que te aportará.

Una obra, para rendir homenaje a la reconocida filósofa española, María Zambrano, cuando se cumplían 25 años de su muerte. Una obra, para conocerla como mujer, pensadora y creadora. Para conocerla a través del pensamiento poético, la metáfora y el símbolo.

He creído muy interesante recopilar un fragmento para ti. Un fragmento de la obra que llamo poderosamente mi atención:

“Primero quise ser una caja de música. Me di cuenta de que yo no podía ser una caja de música porque esa música por mucho que a mí me gustara no era mi música, que yo tendría que ser una caja de música inédita de mi música…” (María Zambrano)

Lo gravé a fuego en mi memoria.

He estado pensando al respecto todo este tiempo. Pensando cómo sacar partido a esto y transmitirte un mensaje que creo importante. Te dejo 3 reflexiones con la idea de que sirvan como aliciente para las tuyas propias. Y te dejo también tres palabras que engloban la esencia de cada reflexión.

 

Unicidad

1.ERES ÚNICA.

Desde el punto de vista genético y biológico eres un ser único. Nunca ha existido, existe o existirá nadie como tú. Es un hecho. Nadie como tú, vivirá en nuestra cultura y sociedad, ni en tu familia, ni en tu entorno. Ni vivirá las mismas situaciones concretas que tú vives. Ni las interpretará de la manera que tú las interpretas. Tienes un cuerpo único con  una personalidad única que vivirá una vida única. Acéptalo y aprovéchalo. No tiene sentido que intentes entrar en algún molde. No es posible ser física o mentalmente como algún “modelo”. Pero claro, hay muchos intereses detrás de tu insatisfacción. ¡Despierta!  NO A LAS DIETAS PARA ENCAJAR EN UN MOLDE.

 

Aceptación

2.SÓLO DESDE EL AMOR PROPIO PODRÁS TENER UNA VIDA PLENA.

Aceptación no es resignación. Hablé de esto hace unos meses en el artículo: No es lo mismo aceptar que tienes obesidad que resignarte a ser obesa, y podríamos sustituir los términos obesidad y obesa para adecuarnos a otras situaciones y contextos. Tampoco es que tenga que gustarte todo de ti. Aceptación es la no negación de lo que te pasa, de como te encuentras en este momento. Es parar a observarte sin juicio y sin castigo para comprenderte y comprender que te ha llevado al lugar en el que estás. Que cosas puedes cambiar y que cosas no. Solo aceptándote y queriéndote en este momento, tal cuál eres, podrás comenzar a cuidarte de manera sincera. Justo cuanto más te desprecias es cuando más te necesitas. Pero… ¿Cómo empezar a cuidar algo que no quieres? Pues si sientes que no te quieres, tendrás que usar la compasión y la comprensión, y empezar con pequeñas acciones de autocuidado. Es difícil cuidar algo que desprecias, pero empezar a cuidarlo es el primer paso para empezar a apreciarlo. Solo cuando tengas una buena relación contigo misma, podrás tener una relación sana con la comida, con los amigos, la familia o la pareja. SI A LA ALIMENTACIÓN SANA PARA CUIDAR UN CUERPO Y UNA MENTE QUE AMAS.

 

Inspiración

3.INSPÍRATE EN OTRAS PERSONAS PERO NO INTENTES SER COMO ELLAS. 

Querer copiar a otras personas te creará frustraciones. Cómo decía María Zambrano, no puedes ser una caja de música, tienes que ser una caja inédita de tu música. Otra cosa es que te inspires en o aprendas de ellas. Sobre todo de las personas que te aporten y te ayuden a sacar tu versión más saludable, entendiendo saludable en su sentido más amplio. Pero no olvides tu esencia. NO CONFUNDAS INSPIRACIÓN CON COPIA.

 

CONCLUSIÓN

SÉ TU PROPIA CAJA DE MÚSICA, CON TU PROPIA MÚSICA 

La música de tus pensamientos, emociones y acciones. La música de tu personalidad, motivaciones y aprendizajes. La música de tu conocimiento, autoconocimiento y valores.

La caja de música de tu cuerpo.

CUIDA TU MÚSICA Y LA CAJA DE MÚSICA FLORECERÁ

 

Sin más, decirte que recibiré con mucho gusto todo lo que te apetezca comentarme. Te mando un abrazo muy fuerte.

Ingeniera de mi vida.

Eva.

 

Recursos complementarios: Para escribir este artículo, esta obra de teatro fue mi inspiración.

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias con finalidad funcional y de terceros para realizar tareas de análisis. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies