A mis 29, me rindo.

A mis 29, me rindo.

A mis 29, me rindo.

A mis 29, me rindo.

Me rindo a la vida. Rendirme de arrodillarme. Rendirme de reverenciar. Rendirme lo contrario del otro rendirse. De rendirse de quedarse sin fuerza. Porque hoy tengo más fuerza que nunca.

Me rindo a ellos. A los libros. A mis libros.

Me rindo a la posibilidad. Y a la no posibilidad.

Me rindo a Él. Y a él. Al inconsciente. A mi inconsciente. Tú mandas. Hoy así lo decido.

Me rindo a ti. A ti, bella. A mis bellas mujeres.

A mis 29, me rindo.

Me rindo a la vida. Me rindo. Entendiendo rendirse como rendirse a sus pies. A vuestros pies. De admiración. De respeto. De amor.

Ingeniera de mi vida.
E.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias con finalidad funcional y de terceros para realizar tareas de análisis. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies