Radiografía de la motivación cuando quieres adelgazar.

Radiografía de la motivación cuando quieres adelgazar.

Motivación.

La fuerza que tienes o que te falta.

El para qué esto o el para qué lo otro. Pregúntate.

Tiene forma de deseo. Y color de necesidad.

Inicia tus pasos.

Dirige tus pasos.

Mantiene o no tus pasos.

No, tú no estás desmotivada.

Porque todas y todos tenemos motivos.

Los nuestros.

Ayer unos, hoy otros y mañana quién sabe.

Porque un motivo es lo que te mueve. Y También, lo que no te mueve.

Hacia algo.

Porque un motivo es respirar. Y tú respiras.

Hay dos tipos de motivos.

Desde dentro. Leer por leer.

Y desde fuera. Leer a cambio de.

Desde dentro. Comer mango por comer mango.

Y desde fuera. Comer mango a cambio de.

¿Cuál de las dos?

Las dos.

La de dentro dura y dura. Como las duracel.

La de fuera es demasiado irresistible. Y, a quién le amarga un dulce.

La de dentro es perfecta para un comieron perdices por siempre. Y mantener lo que quiera que sea en el tiempo.

La de fuera es perfecta para un ¿Por qué no? Y dar el primer paso.

¿Para qué quieres adelgazar?

Para sentirme bien conmigo misma.

Adelgazar para quererme más.

Buscamos el no rechazo. Incluso el propio, el no rechazo nuestro.

Para sentirme bien conmigo misma.

Repito.

Las mujeres no se sienten bien consigo mismas. Por su cuerpo. Por la forma de su cuerpo. Porque este sistema nos ahoga. Y luego tenemos que aprender a respirar. La que tiene el valor de hacerlo.

Para sentirme ligera.

Otro mítico motivo.

Y tras unos días respetando un poco tu cuerpo, ya lo sientes.

Sientes que tienes otra energía.

Porque maltratar tu cuerpo pesa, sin que nada tenga que ver con el peso.

Un por salud.

A veces, sincero. A veces escondiendo miedo. Muchos miedos. Un por salud hipócrita porque realmente lo que quiero es verme bien en ese vestido, pero decir quiero adelgazar para acercarme al canon de belleza está mal visto. Es una imposición tabú.

Decir por estética nos considera superficiales. Qué paradoja viniendo de un mundo superficial. Que nos exige profundidad implícita y al mismo tiempo lo único que premia es la superficialidad. Y puedes ser las dos. Una de las dos. O la que te venga en gana cuando te venga en gana.

Para gustar.

Nos gusta gustar.

Pero, un qué guapa estás ahora (ahora y no antes), no es solo motivación desde fuera, también implica:

Miedo. Miedo a volver atrás. Con su posible profecía autocumplida y vuelta atrás.

Ira. ¿Antes no merecía tu aceptación o la mía? Con su posible revelación a favor de la libertad, y vuelta atrás.

Pensar antes de hablar.

Pensar antes de escuchar. Puedes solo oír.

Pensar antes de creer.

Debemos respirar.

Debemos filosofar.

Solo de fuera, solo de fuera, solo de fuera.

Hoy, se vive desde fuera.

Y eso es pan para hoy y hambre para mañana.

Y está bien

Todo eso está muy bien.

Pero debemos saber:

Que existe el amor.

Que existe la libertad.

Que existe el respeto.

Que existe el conocimiento.

Todos ellos con y sin el prefijo auto.

Que existe la calma.

Que existe la respiración.

Que existen esas cosas un poco más profundas llamadas valores.

Y no, no quiero dar lecciones a nadie. Porque soy yo la primera que debe tomarlas.

Solo que esto otro existe.

Y que hay que vivir de manera muy consciente para que estos valores no pasen desapercibidos.  Y dejar que una montaña de prejuicios propios y ajenos los aplasten. Y que una montaña de prejuicios sociales los aplasten. Una montaña de la que todos somos corresponsables.

Y (los valores) son o pueden ser grandes motivos.

De los de dentro.

De los de para siempre.

Siempre entendido como entendemos siempre.

O siempre entendido como la eternidad del momento vivida con coherencia.

Nuestro mundo funciona así.

Nuestra mente funciona así.

Decide como funcionar tú.

Atentamente,

Eva.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias con finalidad funcional y de terceros para realizar tareas de análisis. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies