Cuatro pasos básicos para cuestionar un pensamiento. Si es, que no te hace bien.

Cuatro pasos básicos para cuestionar un pensamiento. Si es, que no te hace bien.

Cuestionar es poner en duda. Debemos dudar. O no. No estar seguras de la veracidad de lo que nos contamos. O sí.

A veces, la película que nos contamos nos hace bien. Si es tu caso, haz palomitas y sube el volumen. No dudes.

A veces, la película que nos contamos nos hace mal. Entonces, duda. Duda de ti. La duda es posibilidad. Es esperanza. Es la posibilidad de sentirte bien.

En este último caso, lo que menos necesitas es dejar que tus pensamientos campen a sus anchas por tu cabecita, sin hacer renovaciones. Renovación de pensamientos. Porque es renovarse o morir. Morir del pesar de esas palabras. Porque ahí dentro hay palabras, las que te dices en silencio sin casi saberlo cada día y a cada hora. 

Si te sientes mal o si te encuentras haciendo algo que te genera malestar, quizás, sea hora de cuestionar el pensamiento que hay detrás. Están íntimamente relacionados.

Ofrécete el privilegio de la duda.

Sin más, te dejo los cuatro pasos básicos para que te cuestiones un pensamiento:

PRIMER PASO: 

Darse cuenta del diálogo interno. Plasmar en un papel las palabras exactas que pasan por tu mente en la situación concreta. Te voy a poner un ejemplo que es la mezcla de dos casos reales.

Pensamiento: «Para una cosa que me gusta hacer en la vida, que es comer, no puedo. Qué pena.  Pero tengo que adelgazar. Para adelgazar tengo que sacrificarme. Yo no quiero sacrificarme. Estoy muy presionada porque quiero entrar en ese vestido precioso que me ponía en mis veinte»

SEGUNDO PASO:

Definir bien los conceptos.

En este caso se me ocurre: ¿Qué es para ti exactamente sacrificarte? No poder tomarme un chocolate de buenas noches.

TERCER PASO:

Pruebas a favor. Pruebas en contra. ¿Alternativas?

En este caso se me ocurre: ¿Seguro que no hay nada diferente a comer que te guste en la vida? ¿Qué otras cosas consideras que son un placer en tu vida? ¿Hay alguien que te obligue a adelgazar? ¿Realmente tienes que adelgazar? ¿Realmente quieres adelgazar? ¿Se puede adelgazar sin eso que consideras un sacrificio? ¿Cómo podría ser eso? ¿Realmente merece la pena ese vestido pasado de moda? ¿Si tuvieses que elegir un color para un nuevo vestido, cuál sería? Crea un nuevo pensamiento con las respuestas.

CUARTO PASO:

Experimenta en tus carnes la nueva línea de pensamiento. Para creértelas. Hazlo real. Reescribe en tu mente una y otra vez el nuevo pensamiento o pensamiento renovado hasta automatizarlo. 

Pensamiento renovado: «Me gusta mucho ir los viernes al cine de la Gran vía; y me gusta mucho llegar a casa, descalzarme y escuchar un par de canciones de música ochentera como la de «I Just Called to Say I Love You». También disfruto comiendo, es un placer de la vida. Todos los días como cosas que me gustan. Puedo, quiero y me lo merezco. He decidido que quiero adelgazar por varios motivos que ahora serían largos de anotar. Para ello voy a innovar ensaladas cada noche y antes de irme a dormir me voy a permitir tomarme una taza de chocolate caliente hecho con leche de coco y cacao purísimo. Llevaré a un museo aquel viejo vestido y me haré con el vestido perfecto de mis treinta. Me siento liberada»

Fíjate cómo ha cambiado el pensamiento en cursiva del paso uno al pensamiento en cursiva del paso cuatro. Cómo son de diferentes las emociones a las que dan lugar. El primero es pena, queja y tristeza. El segundo es ilusión, placer, curiosidad, novedad y alegría. Cómo son de diferentes las acciones que promueven. El primero te inmoviliza en la prisión del lamento. El segundo te orienta a tus soluciones. Tener y usar este recurso para generar pensamientos de calidad es un gran aliado para tu bienestar.

Mis mejores deseos.

Eva.

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Esta web utiliza cookies propias con finalidad funcional y de terceros para realizar tareas de análisis. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la Política de Cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies